La amistad que nos une a una persona no nos da derecho a comprometerla, llevándola a situaciones dañosas o embarazosas.
Cuando ofrecemos amistad, hemos de estar abiertos a que sea para siempre.

Basado en las Condiciones de la amistad escritas por Alfredo Rubio.


 

blanco blanco blanco blanco