Artículos

/Artículos
­

Danzar

Quisiera reflexionar sobre un personaje muy especial: San Pascual Baylon. Indagando sobre él, me he llevado la sorpresa de que “Baylon” no es un sobrenombre, sino su apellido original. Y,

Sígueme, tal como eres

Situémonos en aquel desayuno pascual a la orilla del lago Tiberíades. Jesús se presenta resucitado a sus discípulos preparando las brazas y les pide que traigan lo que habían pescado

Saciedad de vivir y abandono

Alfredo Rubio de Castarlenas (Barcelona, 1919-1996) fue un gran poeta, son varios miles los sonetos que escribió. Sonetos dedicados a personas concretas, sonetos escritos para conmemorar ocasiones especiales, sonetos de

Resurrecciones

San Juan, en su evangelio nos narra la muerte de Lázaro, el amigo de Jesús. Esta narración nos pone ante una situación límite: la muerte de un ser amado. Muchas

Rabbuní

La respuesta de Magdalena, al oír su nombre, es “rabbuní”, que al parecer es la única vez que aparece con esta forma en el Evangelio. En las otras aparece como

De la contradicción al amor

De la infancia de Jesús no tenemos muchos datos. Básicamente aquellos relacionados con los aspectos legales de la religión judía. En el pasaje que conocemos como la presentación en el

Periferias humanas

  Los inscritos son un grupo de aproximadamente quince hombres. Cuando llegamos los llaman por altavoz y empiezan a aparecer. Hay cinco que perseveran más en las sesiones, están sentados

Orar en cuaresma

  Es bien sabido que uno de los ejes sobre el que descansa la vida de fe durante la cuaresma es la oración. Junto con ella van el ayuno y

Jesús en soledad y silencio

En el evangelio, alguien pregunta a Cristo: ¿dónde vives, dónde moras? Esta pregunta también sale de lo más hondo de nuestro corazón, el querer seguirle: Cristo, ¿dónde estás?, yo te

Candelaria: fiesta intergeneracional

En la fiesta de la Presentación al templo, llamada también de la Candelaria, conmemoramos el día en que José y María llevan al pequeño Jesús al templo, según la tradición

Maravilla y no violencia

Dice el evangelista Lucas que todos los que escuchaban “se maravillaban de lo que decían los pastores”. Yo me pregunto si hoy las personas se maravillan de lo que decimos

Contemplando con ojos de María

Santa María de Guadalupe se apareció en varias ocasiones a Juan Diego en el cerro del Tepeyac, localizado en la actual Ciudad de México. El principal testimonio de dichas apariciones

Un nacimiento que nos cambió la vida

Cada año, el 24 de diciembre celebramos el nacimiento de Jesús. Incluso, hacemos como si naciera de nuevo, representándolo con imágenes, leyendo los pasajes de los evangelios que narran este

Mes de María en el hemisferio sur

María, andariega, visita todos los rincones del planeta, donde hay vida está presente: madre, mujer, hermana, hija. En muchos países le dedican un mes, en Chile y Argentina lo hacen

Morir para vivir

Juan, en su Evangelio, dedica un capítulo para hablar de la resurrección de Lázaro, un amigo muy estimado por Jesús. Cuando llega Jesús, después de unos días muerto Lázaro, Marta

¿Qué esperamos? ¡Qué esperamos!

Meditando sobre la esperanza cristiana, me pregunto: ¿qué esperamos? En tiempos de Jesús el pueblo judío esperaba un Mesías (1). El fundamento de esta esperanza era la convicción de que

Ábrete

Jesús, en el evangelio de Marcos, ayuda a curarse a un sordomudo diciéndole “ábrete”. En ocasiones vivimos procesos que nos van encerrando. Preocupaciones de toda índole, sentimientos de inferioridad, insatisfacción...

Una de mapas

Antes, cuando salíamos de viaje con un destino nuevo, era imprescindible tener un buen mapa. Si, además, llevábamos un copiloto que fuera constratando lo que había sobre el papel con

Los verbos de María

Si hacemos un recorrido muy silvestre por los evangelios siguiendo aquellos momentos en los cuales los redactores hacen presente a María, la madre de Jesús, veamos qué sucede. Primeramente encontramos

Hermanos en la existencia

Somos todos hermanos por otro lazo familiar: existimos. Es desde este nivel que yo puedo sentir como hermanos a todas las demás personas. Hasta al diablo, un poquito. Cuando se