El verdadero poder en la iglesia es el servicio, y Cristo ha enseñado que para nosotros avanzar, ir adelante, significa abajarse y ponerse al servicio de los demás. Lo repitió el Papa Francisco en la homilía de la misa de la mañana.

“El verdadero poder es el servicio. Como lo hizo Él, que no vino para ser servido, sino para servir, y su servicio ha sido el servicio de la Cruz. Él por nosotros, se humilló hasta la muerte, la muerte en la Cruz, para servirnos, para salvarnos. Y no hay otro camino en la Iglesia para ir adelante. Para el cristiano, ir adelante, progresar, significa abajarse. Si no aprendemos esta regla cristiana, nunca, nunca seremos capaces de entender el verdadero mensaje de Jesús …

Revista en PDFRevista en PDF