­

CONTEMPLANDO LA REALIDAD
CON UNA CLARAESPERANZA

VÍDEO DESTACADO

NÚMERO ANTERIOR

  • Ultimarse

    La palabra “último” engloba muchas realidades. Podemos asociarla, por ejemplo, a aquello que sucede al final de una serie de acontecimientos, lo que concluye una acción. En este caso se enmarca en un sentido de orden, de secuencia. El último de los hijos, la última palabra, el último minuto… Cuando terminamos de leer un libro, de escuchar una persona, de ver una película, lo último que acabamos de percibir muchas veces nos da la clave para entender todo el conjunto. En este sentido, esperar hasta el último nos da perspectiva sobre las cosas. Último también está emparentado con “fin”, con finalidad. El sentido último de algo es la finalidad para la cual fue creado. Aquí se enlaza el fin con el origen. Ahondar en las causas últimas de la vida es ir a la búsqueda de su origen, encontrarnos cara a cara con sus límites, tanto iniciales como finales. “Los últimos serán los primeros”. Esta frase, que procede de raíces religiosas, nos evoca la humildad, el poner los pies sobre la tierra y saber dimensionar los acontecimientos y nuestra implicación en ellos.  “Quien quiera ser primero, que sea último”. Esta es una invitación al servicio mutuo. Si todos somos últimos, si nos colocamos en actitud de acogida, entonces desaparece el afán de ser el primero. La competitividad deja paso a la hospitalidad. Aparece, así, una actitud que el Dr. Alfredo Rubio (Barcelona, 1919-1996) acuñó con el nombre de “ultimidad” y de ella se desprende un verbo: “ultimarse”.  Ultimarse, en este sentido, es elegir el lugar último. Se trata de una decisión libre y muy arraigada en la humildad. Porque no es cuestión de ser el último para después ser ensalzado por esta determinación. Ni tampoco humillarse en un afán masoquista o de autorreproche. Situarse en una actitud de ultimidad nos permite asumir las acepciones que hemos venido mencionando sobre lo que es ser último: tener perspectiva de la realidad, ahondar en la finalidad de lo existente, desarrollar el sentido de la acogida, aprender a ser humilde, asumir el servicio como una manera de relación fraterna.  Importante. También hay que desarrollar la ultimidad hacia uno mismo. Dejar de competir consigo para obtener la aprobación de los demás a costa de falsear la propia imagen. No respetar nuestra naturaleza personal, deseando ser lo que no somos… Ser último, como ya hemos dicho, es ahondar en el origen, dejando que emerja la persona que realmente somos y encontrar nuestro lugar en la vida. Si nos ultimamos todos, seremos unos para otros acogida y servicio, aceptación de la realidad y respeto de lo diverso. Ser último no es fácil porque implica trabajar con el ego en todo momento, pero cuando consigamos hacer de la ultimidad una actitud de vida, después todo será más fácil, ya que nuestra óptica hacia la realidad nacerá de la cordialidad. Texto: Javier Bustamante Enriquez Producción: Hoja Nuestra Señora de la Claraesperanza    

  • Compasión por el mundo

    Compasión por el mundo Muchas personas sufren en el mundo. No solamente por el hecho de la pandemia que vivimos. Como dijo Francisco el mes pasado, también por otras pandemias, como “la pandemia de las guerras, del hambre y muchas otras” (14/05/2020). ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo no caer en la indiferencia? El Papa nos muestra el camino: la compasión. Es la mejor ayuda que podemos ofrecerles, con nuestra oración y vida, acercándoles al Corazón de Jesús para que Él pueda transformar sus vidas. “Muchas personas sufren por las graves dificultades que padecen. Nosotros podemos ayudarlas acompañándolas por un camino lleno de compasión, que transforma la vida de las personas y los acerca al Corazón de Cristo que nos acoge a todos en la revolución de la ternura. Recemos para que aquellos que sufren encuentren caminos de vida, dejándose tocar por el Corazón de Jesús.” El Video del Papa difunde cada mes las intenciones de oración del Santo Padre por los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia. Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración – http://www.apmej.org).  

  • Amor que hace amar: Espíritu Santo

    Una manera de acercarnos al Espíritu Santo es sentirlo como un “Amor que hace amar”. Un amor que, al experimentarlo en nuestro interior, nos colma y nos rebasa. Es tan grande y nos hace palpar la realidad de forma tan diferente, que nos impulsa a abrirnos hacia los demás porque queremos compartir ese Amor. Una ermitaña del siglo XX, Dolores Arriola, escribió hace algunos años: “El Espíritu Santo es el que nos hace saborear las cosas divinas y en esta fuente podremos saciar nuestra sed espiritual y oír el canto de la fe. Él nos comunica las cosas de Dios en el silencio de nuestro ser y, si le escuchamos, hace de nosotros un instrumento y un testigo de la Resurrección de Cristo. “Nos da a conocer la voluntad del Padre, nos hace saber lo que es el Amor y, si estamos abiertos a Él, además nos dará las fuerzas necesarias para ser capaces de amar con el verdadero amor. “El amor no es estático, tiene vida, las obras hechas con amor y por amor, como Dios enseña en su creación, nos encaminan a un fin positivo, nos llevan a amar a los demás seres humanos y a toda la naturaleza hecha por Él”. Por Javier Bustamante Enriquez    

MEDITANDO

ENTRAR

VÍA LUCIS

VER TODOS LOS VIDEOS

Pentecostés

Hechos 2 Al cumplirse el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. 2De repente, se produjo desde el cielo un estruendo, como de viento que soplaba fuertemente, y llenó toda la casa

Resucitar hoy

RESUCITAR HOY 1Co15,3-8 …yo (Pablo) os transmití en primer lugar, lo que también yo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras; 4y que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según

La alegría de comer juntos

Jn 21, 4-12 Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: «Muchachos, ¿tenéis pescado?». Ellos contestaron: «No». Él les dice: «Echad la

RESURRECCIÓN, ELLOS CUENTAN SU HISTORIA

Resurrección, ellos cuentan su historia

Teatro EFUSIÓN presenta el musical RESURRECCIÓN, ELLOS CUENTAN SU HISTORIA. Obra presentada por primera vez en mayo del 2009 en el Teatro Nacional de Santo Domingo. Primera parte

Resurrección, ellos cuentan su historia

Teatro EFUSIÓN presenta el musical RESURRECCIÓN, ELLOS CUENTAN SU HISTORIA. Obra presentada por primera vez en mayo del 2009 en el Teatro Nacional de Santo Domingo. Segunda parte

Resurrección, ellos cuentan su historia

Teatro EFUSIÓN presenta el musical RESURRECCIÓN, ELLOS CUENTAN SU HISTORIA. Obra presentada por primera vez en mayo del 2009 en el Teatro Nacional de Santo Domingo. Tercera parte

ANDADURA PASCUAL

Andadura Pascual

La Andadura Pascual, es un camino de alegría, de encuentros

Andadura Pascual – Segunda Parte

De entre las varias presencias de Jesús Resucitado, podemos meditar

Andadura Pascual — Tercera parte

Las presencias del Resucitado entre sus amigos y amigas continúan.

Andadura Pascual – Cuarta Parte y final

Cuarta parte y final de la Andadura Pascual, Camino de

GALERÍA DE ARTÍCULOS

VER TODOS LOS ARTÍCULOS

Tiempo de mirar por segunda vez

A pesar de las guerras, los malos hábitos alimenticios, las hambrunas, la desertización, el cáncer, la violencia y las bajas pensiones para sostenernos en la vejez…, el promedio de esperanza de vida ha aumentado en

Ser santos para resarcir a Dios

Cuando en una ocasión, hace muchos años atrás, me preguntaron qué quería ser yo en la vida, a qué aspiraba, contesté: “quiero ser santa”. Después de decir esto, me sonrojé enormemente pues sentí que quién

Ser mujer en Pascua

Se han multiplicado, afortunadamente, las reflexiones y subsidios que Internet ofrece para vivir a fondo la cincuentena Pascual. Poco a poco la Iglesia va adentrándose en la conciencia de que no basta quedarse en la

IMÁN DE LA CLARAESPERANZA

DESCARGAR APP HOJA CLARAESPERANZA

SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER


 

GALERÍA DE VIDEOS

VER TODOS LOS VÍDEOS

“El Aire danza en mí”

"El Aire danza en mí" Javier Bustamante Pentecostés de 2020 Improvisación para celebrar la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas Locación: monasterio Sant Jeroni de la Murtra Música: «Santo Espíritu» (Holy Spirit) de Jesus

Dones del Espíritu Santo

Dones del Espíritu Santo - ICP    

El amor multiplica

Yo X ti, tú X mí, nosotros X ellos, todos X todos = El amor multiplica. La multiplicación de los panes y los peces es el milagro de poner en común las múltiples capacidades. El milagro se fundamenta en la unión

SECCIÓN ALFREDO RUBIO

VER TODOS LOS ARTÍCULOS
  • Esclarecer la esperanza

    Por Alfredo Rubio de Castarlenas . Hoy día muchas personas lamentan la ausencia de razones para tener esperanza. Y sin embargo casi todo el mundo quiere tenerla. La persona humana siente hambre y sed de esperanza, pero muchas veces este anhelo es difuso y también, desgraciadamente, oscuro. A pesar de todo, por muy desesperado que uno esté, no renunciaría nunca a tenerla aunque no supiera bien en qué ni en quién. Existe una figura de mujer que colmó las esperanzas de todas las generaciones. Una mujer que esperó siempre contra toda esperanza; que acogió en su seno al que era el Hombre Nuevo, que creyó en todo momento en Él aunque no pudiera llegar a entenderle completamente. Ella se mantuvo firme al pie de la cruz cuando todos huían. Y al final, se colmó de gozo al saberle vivo para siempre, como Él lo había prometido. Fue, también, co-mediadora de Pentecostés. Esta mujer es María de Nazareth. Podemos, pues, pedirle a María que la claridad de su esperanza esclarezca los contenidos de la nuestra que, tantas veces, busca a tientas. Solamente teniendo una clara esperanza, las personas podemos lanzarnos a trabajar para hacer realidad los proyectos. La publicación de esta hoja quiere ser un humilde cauce para que tantas esperanzas difusas se iluminen a la luz de María y hagan que la realidad sea así más gozosa, puesto que la auténtica esperanza y la verdadera alegría son el único motor para actuar con fruto. Texto: Alfredo Rubio de Castarlenas  

  • No te temo, Señor, que eres mi amigo

    SONETO XXXII No te temo, Señor, que eres mi amigo Sólo temo no amarte lo suficiente; o sea sin ardor, cual inconsciente de tu gigante amor para conmigo. Quiero quererte más, No lo consigo a pesar de mi esfuerzo permanente. Debería vibrar divinamente para poder mejor estar Contigo. Envíame tu Espíritu de Amor que asumiendo ¡el mío tan pequeño! transforme mi querer en algo digno. ¡Pues qué vergüenza hallarme tan indigno! Si no me das lograr este alto empeño, los dos perdemos con mi desamor. Alfredo Rubio de Castarlenas Sonetos en la Ermita    

  • Amar y servir

    Jesús en el mismo lugar y en la misma ocasión de la Última Cena, nos dio esos dos Mandamientos Nuevos: «Amaos los unos a los otros como yo os he amado» X(Jn. 15,12) y cuando les lavó los pies: servíos unos a otros como yo he hecho (cf.Jn. 13,14). En ambos casos, dio ejemplo de lo que predicaba. Sabemos que nadie da más testimonio de amor que el que ofrece la vida por los amigos. Y Él, horas después, la dio en la Cruz. Igual en ese otro mandamiento: lavar los pies era tarea del más ínfimo de los esclavos de la casa. Y Él, nos da asimismo este supremo testimonio: se hace el Último y sirve. Falso sería nuestro amor al prójimo si no les servimos con abnegación o sea con olvido de nosotros mismos y de nuestros intereses. Pero falso sería igualmente, un servicio que no provenga del amor. Sería adulación, o deseo de conseguir favores, o hipocresía. Amar y servir; ambas cosas son prueba inseparable de la autenticidad de lo uno y de lo otro. Cristo añade también: «Seréis mis amigos si hacéis lo que yo os mando» (Jn. 15,14) Desengañémonos: no puedo ser amigo de Cristo, si no realizo como dos caras de una misma medalla, el amar y servir. Jesús nos dio a todos y para siempre estos dos mandamientos nuevos. Lo hizo en el mismo sitio y casi al mismo tiempo: en el Cenáculo y a lo largo de la Última Cena Pascual. Amaos y servíos. Por Alfredo Rubio de Castarlenas