Alfredo Rubio de Castarlenas

/Rubio de Castarlenas Alfredo
­

About Rubio de Castarlenas Alfredo

This author has not yet filled in any details.
So far Rubio de Castarlenas Alfredo has created 64 blog entries.

María en primavera

Todos conocemos a alguna mujer que se llama María Dolores, o simplemente Dolores o, cariñosamente Lola, Lolita... Llevan este nombre naturalmente, en honor de la Virgen Dolorosa. Todos los fieles recordamos también, alguna imagen de María al pie de la Cruz con su corazón traspasado de todos sus sufrimientos, al ver a su Hijo clavado

Parábola de la vid y los sarmientos

Cristo ha veindo a redimir a todos, a redimir a aquellos que, de entrada, quieren escucharle, quieren permanecer unidos a Él y de esta manera pueden dar mucho fruto.  Pero lo que pecan -pecar consciente y libremente-, quedan realmente separados de esta cepa viva que es Cristo, quedan cortados, se secan, no sirven para dar

Encuentro en el espejo

El espejo era un adminículo más para afeitarme, como la máquina eléctrica o la loción «after-shave». Pero hoy me fijé en mis ojos. Me miré como cuando uno mira a los ojos de otra persona, poniendo en esta mirada el alma y estableciéndose con «ese otro» una conversación profunda sin necesidad de palabras. Hoy, sin

El hombre: un ser dialogante

Si un niño naciera en la selva, fuera abandonado y por azar creciera cuidado por los animales como nos cuenta Kiplin, devendría una fiera más. Los psicólogos añaden que a los siete años de edad, sería ya irrecuperable como persona humana. Si un náufrago se salva y sobrevive solo en una isla inhabitada, su temple

Fe en los enemigos

La fe, no cabe duda, es un constitutivo del amor. Amor es darse. ¿Y cómo podríamos darnos si no tenemos fe en quien nos entregamos? Dios se nos ha dado en su Hijo hecho carne. Confía en nosotros. Y nos pide nos entreguemos también confiadamente a Él. Este mutuo amor de Creador a criatura es

Amar y servir

Jesús en el mismo lugar y en la misma ocasión de la Última Cena, nos dio esos dos Mandamientos Nuevos: «Amaos los unos a los otros como yo os he amado» X(Jn. 15,12) y cuando les lavó los pies: servíos unos a otros como yo he hecho (cf.Jn. 13,14). En ambos casos, dio ejemplo de

El amor no se manda, se regala

Si se quieren obtener cosas a base de mandar, hay algunas que no se pueden lograr exigiendo obediencia. La amistad y el amor no es posible obligarlos. O surgen libremente o no son auténticos. Nadie puede decir a otra persona: ¡te mando que me ames! Por eso todo aquél que disminuya, constriña, presione la libertad,

Vísperas de Subdiaconado

Alfredo Rubio de Castarlena (1919-1996) Esta noche, Señor, de pronto la nada se abrazó a mi cuerpo. Y me ahogaba, Señor... ¡Cómo pesa la nada!   Mañana tu Enviado –báculo, mitra– me llamará. Y yo daré un paso hacia adelante simbólico, viril, decisivo, solemne.* Esto será poco después del alba. ...................................................   No me turba,

¿Por qué me hice sacerdote?

¿Por qué me hice sacerdote? Ante todo, por la inmensa, desconcertante, gracia de Dios. Empecé mis estudios para el sacerdocio al borde de los treinta. ¿Hora tercia? ¿Cómo llegué a esta decisión? La paz En el año 1935 había ingresado en la universidad. Cursaba ciencias exactas para pasar luego a la escuela de arquitectura. Ser

El payaso tonto, el listo y el hombre del frac

El payaso gusta a los niños porque éstos se ven reflejados en él: al niño le gusta ir disfrazado, grotesco, sucio, desaliñado, pintarrajeado. Es una expresión de libertad, de reírse de los convencionalismos de los mayores; el niño se cree listo, a la vez inocente, como el payaso, aunque los «listos» mayores le llamen tonto.