Email RSS Feed Facebook Flickr YouTube Google+

Restauración de las pinturas de la capilla de la Claraesperanza

Restauración de las pinturas de la capilla de la Claraesperanza

Empieza la restauración de las pinturas de la capilla de la Claraesperanza

La capilla en la que hoy se venera Santa Maria de la Claraesperanza forma parte de la iglesia conventual del antiguo monasterio de San Jerónimo de la Murtra (Badalona). Fue construida en 1451 por Aldonza de Sa Bastida. Se accede a ella a través de un gran arco gótico con unas parejas de ángeles tenantes en las impostas. Es una capilla cuadrada cubierta con bóveda de crucería. En ella se abre un gran ventanal con arco de medio punto. Los jerónimos tenían gran devoción a María y por ello le dedicaron una de las principales capillas del templo. En principio estuvo dedicada a los Siete Gozos de Nuestra Señora: la Anunciación, el Nacimiento de Jesús, la Adoración del Niño, la Resurrección, la Ascensión, la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles y la Asunción de María. Estos gozos dieron lugar a unas composiciones musicales muy populares. Después fue dedicada a Nuestra Señora del Rosario. En los siglos XVII y XVIII la capilla se decoró al estilo barroco y el pavimento y parte de los muros fueron recubiertos con azulejos de vivos colores. En 1714 se enterró en la tumba central D. Catalina Sans Oller, que se había refugiado en el monasterio con motivo de la Guerra de Sucesión.  En julio de 1835 la iglesia fue incendiada. El fuego hizo caer las bóvedas de la nave central y arruinó completamente las capillas del lado del Evangelio. La capilla de María subsistió a pesar de que el incendio destruyó el retablo y el fuego afectó las piedras del gran arco de entrada y las pinturas de la bóveda. Tras largos años de abandono, en 1984, la escultora Joana Just realizó la imagen de Nuestra Señora de la Claraesperanza y en 1985 se hizo una primera restauración de la capilla, suprimiendo añadidos, reponiendo la vidriera obra de Domènec Giró y consolidando las baldosas coloreadas del pavimento a cargo de la restauradora María Reyes Jiménez de Garnica.

recoecta_1

El mes de junio de 2010, por encargo del arquitecto Francesc Abenza autor del plan director del monasterio se realizó un estudio cromático de las pinturas de la bóveda. Se hicieron algunas calas, y se vio que la decoración del ventanal parte de motivos vegetales propios del barroco a base de coloración de grisallas con tonos blancos y rojos. En los muros y en la bóveda hay una superposición de pinturas: en principio -como en el claustro y refectorio del monasterio- había una pintura blanca con líneas negras que representaban sillares. La clave de bóveda central está decorada con un amplio círculo ocre.

recoecta_2

En enero de 2013 han empezado las obras de restauración de la bóveda y la capilla. El equipo está dirigido por Pere Rovira, técnico en pintura mural del Centro de Restauración de Bienes Muebles de la Generalitat, con el patrocinio del Departamento de Cultura de la Generalitat y de la Asociación de Amigos de Sant Jeroni de la Murtra. Los restauradores Cristina Martí y Jesús Zornoza están realizando una paciente y delicada labor de limpieza y consolidación de las pinturas: empiezan a emerger figuras de ángeles músicos con sus respectivos instrumentos. Una vez terminada la intervención, se hará una reconstrucción ideal del conjunto de las pinturas murales.

Jaume Aymar Ragolta
Doctor en historia del arte

Gracias por colaborar para la realización de las obras:
No. de cuenta: 2100 0819 31 02 00504813

igle_16

Revista en PDFRevista en PDF

Deja un comentario