Elisabet Juanola Soria

/Elisabet Juanola Sória
­

About Elisabet Juanola Sória

This author has not yet filled in any details.
So far Elisabet Juanola Sória has created 18 blog entries.

Tiempo de mirar por segunda vez

A pesar de las guerras, los malos hábitos alimenticios, las hambrunas, la desertización, el cáncer, la violencia y las bajas pensiones para sostenernos en la vejez…, el promedio de esperanza de vida ha aumentado en el mundo, aunque en algunos países más notoriamente que en otros. Muchas personas se hacen mayores, bastante mayores, en muy

Bienaventurados los Misericordiosos

Cuando un niño se equivoca y lo reprenden, depende la de manera en que esto se haga, el niño no entiende la corrección, entiende solamente la desaprobación, el grito, la violencia hacia él y llora. Se siente mal por la humillación o por sentir el desamor. Se siente maltratado. Esto no lo comprendemos muchas veces

Factor C, economía solidaria, no periferia económica

Compartir, comunidad, compañía, comunión, colaboración, cooperación, coordinación y otras palabras que comienzan con la letra "C" son el núcleo de la denominación factor "C" que el economista chileno Luis Razeto utiliza para hablar de la economía solidaria. Él explica que dando una charla sobre este tema, hace muchos años en Venezuela, un hombre de larga

Silencio sanador

Esta semana ha sido muy difícil. Tuve que correr para terminar algunas tareas, casi no llego a la meta. He tenido malentendidos y roces en el trabajo y también en casa, como si todo se confabulara. Estoy cansada. Llega el sábado y veo un espacio de sosiego. Puedo dormir un poco más que los otros

Una cosa son las notas, otra es saber

Se llama Juan José y hace treinta y cinco años es docente. Se dedica a la educación, porque siendo estudiante de químico farmacéutico, a veces ayudaba a estudiar a otros compañeros, situación que le permitió descubrir, a partir de la experiencia práctica, que su vocación era ser maestro de escuela. Él dice que descubrió verdaderamente

Alabar a Dios

Un hombre mayor había quedado viudo, había empezado a sufrir dolor en sus piernas y ya no podía desplazarse grandes distancias sol, aunque era autónomo, había bajado su nivel de actividad. Como dependía de los demás para cuidarse, prefirió pedir a sus hijos residir en una residencia. Así, convivía con otras personas de sus mismas

Esperar con aceite en la lámpara

No tenía ninguna actividad más importante que la de estar esperando a su prometido, a quien apenas conocía. Sus padres habían acordado este enlace porque se veía muy conveniente desde el punto de vista de la tradición, la unidad de los pueblos, la continuidad de la familia y el cuido de los campos. Se decidió

Amor en tiempos de lucidez

Ahora son mayores y tienen ya la mirada del paso de los años, vivieron mucho tiempo juntos y después decidieron separarse, pero la estima perdura y se consideran "familia". Cuando se conocieron eran jóvenes y tenían hijos chicos, cada uno con su respectiva pareja. Un amor fulminante los atravesó y coincidió que el momento político

No hay derecho

Es lamentable, pero cierto, que vivimos violentamente. Hacemos valiosos esfuerzos, con mucha frecuencia, por estar en paz y por hacer la paz, pero el estatus de la paz, la cultura de la paz, es todavía un largo camino que la humanidad tiene que recorrer. Una prueba es la falta de conciencia que tenemos de ello. Hay

Emprender la felicidad

Existen estudios sobre los índices de felicidad de los países que, tal como en otros temas, señalan quiénes están mejor y quiénes no tanto. La manera de medir estos índices es de acuerdo con encuestas donde se pregunta a la gente si es mucho, bastante, poco o nada feliz. Bután, una nación pequeña de la